Entradas

Grandes traidores a España nuevo libro de Jesús Ángel Rojo, más oportuno que nunca

Portada Grandes Traidores de España, Jesus A Riojo Pinilla, El Gran Capiten Ediciones

Decía nuestro escritor del siglo de oro Vicente Espinel: “La traición la emplean únicamente aquellos que no han llegado a comprender el gran tesoro que se posee siendo dueño de una conciencia honrada y pura.”

Portada Grandes Traidores de España, Jesus A Riojo Pinilla, El Gran Capiten Ediciones

Estamos de enhorabuena. D. Jesús Ángel Rojo, prolífico escritor, ha vuelto a poner otra en pica en Flandes en defensa de la Historia de España. A finales de mes presentará en Madrid un nuevo libro histórico, en esta ocasión sobre los grandes traidores a la patria española. Junto con los anteriores libros: el best seller Cuando éramos invencibles y Los invencibles de América forma una magnífica trilogía digna de reposar en las estanterías de todos los españoles de bien que aman su historia y no se avergüenzan de ella.

Sus páginas, llenas de rigor histórico y precisión de orfebrería, son un soplo de aire fresco y más oportunas que nunca hoy en día. Es de valorar la valentía de este escritor en defensa de la verdad de nuestra historia tan atacada y puesta en duda.

En su nuevo libro el ciudadano de a pie conocerá a los “siniestros personajes” que desearon destruir nuestra patria. “Porque sólo conociendo a los traidores del pasado, podremos identificar a los enemigos del presente”. En este ensayo histórico Jesús Á. Rojo evidencia las mentiras de personajes como Bartolomé de las Casas -quien forjó la Leyenda Negra antiespañola-, Pau Claris -que entregó el Principado de Cataluña a Francia-, Simón Bolívar -que abrió las puertas de Hispanoamérica a los espurios intereses británicos- o Napoleón.

Colaboración de Augusto Ferrer-Dalmau

Asimismo, no podía faltar en esta obra la unión de la pluma de Jesús Á. Rojo con el pincel del extraordinario Augusto Ferrer-Dalmau, reconocido como el mejor pintor de batallas. Laureado con varias condecoraciones por su trabajo, el artista realizó una pintura en exclusiva para la portada de Grandes traidores a España. Ferrer-Dalmau, además de contribuir a la ilustración de más piezas que se incluyen en  Grandes traidores a España, protagoniza el prólogo de la obra.  Igualmente, el célebre historiador colombiano, Pablo Victoria Wilches, ha apadrinado también el nuevo libro de Jesús Á. Rojo, firmando para ello el epílogo de la obra. “Es un libro que, como todos los suyos, esperábamos se escribiera o, quizás, esperábamos nosotros mismos escribir, pero ya sin la fluidez e iluminación que su autor vierte sobre los oscuros vericuetos de la Historia”, reza Pablo Victoria.

El ceremonioso acto de presentación del libro tendrá lugar el próximo lunes 27 de noviembre, a las 19:30 horas, en el Hotel Miguel Ángel -c/ Miguel Ángel 29-31-. Las personas que no quieran perderse este evento deberán solicitar la reserva a través del correo electrónico eventos@elgrancapitanediciones.es.

Javier Navascués

,

Conferencia “La historia olvidada de España” por Jesús Rojo en el Colegio Buen Pastor de Sevilla

,

Coloquio completo sobre el libro “Los Invencibles de América” en Cádiz

,

Jesús A. Rojo Pinilla: «Se denosta la conquista de América porque la hizo España»

jesus-angel-rojo-pinilla-k3dc-620x349abc

«Afirmar que se cometió un genocidio y que le robamos todo el oro es de ignorantes e idiotas», apunta el escritor de ‘Los invencibles de América’, que se presenta hoy martes en la Casa Pemán.

Licenciado en Derecho, conferenciante, politólogo y experto en comunicación e imagen, Jesús Ángel Rojo Pinilla (Madrid, 1974) presume de otra pasión, su amor por Hispanoamérica. Para aquellos que denostan este concepto, y también para orgullo de quienes comparten su visión de la Hispanidad, ha escrito ‘Los invencibles de América’, un «homenaje y reivindicación del Descubrimiento de América». Lo presenta este martes en la Casa Pemán (20 horas), en una nueva cita de los ‘Encuentros en la Casa Pemán’ que organiza la Fundación Cajasol y LA VOZ.

–¿Por qué cree que era necesario este libro, ‘Los invencibles de América’, ahora que hay tantas voces que denostan el papel de España?

–Tanto la historiografía mundial, de España e Hispanoamérica, la han distorsionado. Yo creo que el descubrimiento de América, conquista y pacificación fue algo que, con sus luces y sus sombras, al final resultó un proceso único y como tal hay que hacerle justicia. En definitiva, lo que se está denostando no es que ese proceso haya sido bueno o malo, sino que lo hicieran españoles, y lógicamente no podemos permitir a estas alturas de que se venda esa leyenda negra que se creó hace 500 años. España está en su legítimo derecho de reivindicar las gestas de sus héroes y sobre todo, reivindicar que ha sido la nación que ha realizado la mayor unión de culturas y razas de la historia de la humanidad.

–Dice que fue un proceso de luces y sombras, ¿qué imperó?

–Imperan las luces en el proceso histórico, totalmente. Durante 300 años que España estuvo en Latinoamérica la convierte en la zona más rica del mundo. España lleva su civilización, crea las primeras escuelas en 1525, las primeras universidades, edita los primeros libros, incluso los religiosos traducen al español las primeras lenguas autóctonas y gracias a ello se integran. Se crean muchísimas ciudades en 100 años, el mestizaje de Hispanoamérica es increíble, tenemos costumbres y formas parecidas. Como decía un gran explorador, para conocer de verdad a España hay que conocer profundamente a Hispanoamérica y entonces entenderemos la obra que realizamos.

–¿Pero esa obra fue consciente? El continente se descubrió de forma casual…

–Isabel la Católica cuando realiza la empresa del descubrimiento de Colón tenía un fin, que era conquistar almas para la fe católica. Lo cierto es que los españoles tenían una forma de concebir al extraño de una manera diferente a otros países, como los anglosajones. Por ejemplo, los matrimonios mixtos fueron rápidamente aprobados, y los protestantes lo veían como una aberración. Cuando llegan los peregrinos anglosajones al norte tenían una versión cristiana fundamentada en la supremacía del hombre blanco. De hecho, en EEUU todavía existen conflictos raciales precisamente por eso, es una estructura histórica. Hay grupos como el Ku Klux Klan que habla de la supremacía del hombre blanco y hay políticos que, actualmente, hablan de la supremacía del hombre blanco. Esos problemas raciales no suceden en latinoamerica porque se vive con naturalidad. Es cierto que Colón descubre América de una forma casual, porque iba buscando la ruta de las especias, pero a partir de entonces la idea fue clara, llevar lo mejor de España a Hispanoamérica y en conclusión crear un nuevo mundo al que se tuviera en cuenta al indígena, al negro, el mulato, el blanco y el mestizo. Algo muy diferente que ninguna otra nación lo ha realizado.

–Vuelva a lo de las sombras, la evangelización no fue tan idílica como apunta, ¿no?

–Donde hay seres humanos hay personas nefastas. La corona tenía representación allí, pero había mucho advenedizo que se aprovechó de la situación. Por ejemplo, Pedrarias Dávila fue gobernador de la llamada Castilla de Oro y cambió la política de Núñez de Balboa por una política de saqueo y maltrato. Hay que condenarlo, pero no quiero decir que todo el mundo fuese así. Donde hay ser humano surgen los peores vicios que se puede tener.

«Cuando los países latinos se independizaron sufrieron una involución económica brutal»

–¿No entiende que 300 años de dominación fueron demasiados?

–No fueron demasiados años. Si España no hubiera existido hace 500 años, México, Cuba, Nicaragua, Guatemala, Colombia, Argentina, Venezuela no existirían hoy. Durante la presencia española, Hispanoamérica vivió el proceso de paz más largo de su historia. Antes de llegar los españoles, los indígenas no vivían en un paraíso terrenal, vivían en una guerra constante y además con unas prácticas deleznables como el canibalismo y los sacrificios humanos. Cuando se independizaron sufrieron un proceso de involución económica brutal. Nos han vendido el falso mito de que en Hispanoamérica se vive mal por la presencia española, que no colonización. Los españoles dejaron un legado artístico brutal, se crearon escuelas, universidades… No eran colonias, sino vineirratos, eran súbditos con los mismos derechos y obligaciones.

–¿Qué diría a quienes tratan de desprestigiar lo que llama la «obra» española?

–Hay personajes y movimientos sociales que se relacionan con el populismo y el extremismo radical que se empeñan en destruir la identidad de España como nación, destruyendo su historia y su cultura, denigrándola. Estos personajes basan sus críticas en tres puntos, que se pueden desmontar en tres minutos. Me explico, lo primero que es mentira es que España cometió un genocidio. Confunden intencionadamente lo que fue un choque microbiano entre europeos y americanos con un genocidio. El 99% de las muertes fue por enfermedades. Es un insulto a la inteligencia y a los pueblos que sí han sufrido un genocidio. Lo segundo que nos cuentan es que el mestizaje se produjo por medio de la violación. Yo no he visto que un violación de los apellidos a sus hijos y forme una familia con la mujer a la que ha violado. Y el tercer mito es que España robó todo el oro y dejó sin futuro a los hispanoamericanos. El único oro que llegó a España eran los impuestos, el quinto real. En un solo año México es capaz de extraer más oro y más plata que España durante 300 años en Hispanoamérica. Pero claro, tienen que echar la culpa a su fracaso como naciones a un enemigo externo. A todo esto dan los nuevos movimientos que utilizan el odio y la ignorancia para alcanzar el poder que, generalmente, como ocurre en Venezuela o Cuba, supone un desastre para la población. Afirmar esas cosas es de idiotas e ignorantes.

«Yo celebro el Día de la Hispanidad, estamos hablando de razas, seres unidos de una forma espiritual»

-Esta es una obra de grandes nombres. De todos los que participaron en la conquista y evangelización de Hispanoamérica, ¿a cuáles destacaría?

Colón, por supuesto, el descubridor. Núñez de Balboa, que descubre el océano Pacífico, y a otros dos personajes, estereotipos del conquistador: Hernán Cortés, que conquista el imperio Azteca liderando una rebelión indígena. Y Pizarro, que le pasó algo parecido y su hazaña es incluso mayor que la de Colón porque lo intentó en más ocasiones y fue el que más territorios incorporó a la corona. Cuando entró en Cuzco fue aclamado como rey liberador. En definitiva, cabe destacar que simplemente el terminar con los sacrificios humanos y el canibalismo fue muy importante para la historia de la humanidad.

–¿Recuperaría el Día de la Hispanidad, en vez de la Fiesta Nacional?

–Yo celebro el día de la fiesta nacional, pero es el día de la Hispanidad, estamos hablando de razas, de seres humanos que están unidos de una forma espiritual, une a gente también de África y Asia. Hablaba Vasconcelos de una raza cósmica; cuando ahora se habla tanto de la multiculturalidad, España ya lo hacía hace 500 años.

 

,

Cuando nos conducen grandes líderes, los españoles somos capaces de conquistar el mundo

encuentros-voz-rojo-kyih-620x349abc

El periodista y escritor madrileño Jesús Ángel Rojo Pinilla participó ayer en los ‘Encuentros de la Casa Pemán’, ciclo organizado por la Fundación Cajasol y LA VOZ.

ROCÍO VÁZQUEZ Cádiz Cádiz Provincia , Cádiz

Estuvo en Cádiz para desgranar los detalles de su libro‘Los invencibles de América’ pero, sobre todo, para transmitir su convencimiento de que la conquista y presencia española en el Nuevo Continente es la «mayor gesta» de la historia de la humanidad. Rojo Pinilla, que en la presentación estuvo acompañado por el director de LA VOZ, Ignacio Moreno Bustamante, recalcó en varias ocasiones que, pese a la «leyenda negra» que rodea a estos acontecimientos históricos, los españoles deben «sentirse orgullosos» por un pasado que, a pesar de haber ocurrido hace 500 años, está de absoluta actualidad.

Por la fecha que recién acaba de pasar, el 12 de octubre, por las consideraciones de algunos dirigentes políticos -aludió al propio alcalde de Cádiz-, pero también por la necesidad de conocer un pretérito glorioso para mirar con mayor esperanza el futuro. El historiador apuntó también al hecho de estar en Cádiz, «una ciudad heroica, que en 1625 derrotó a un flota inglesa y provocó una hecatombe para los británicos, de la que partieron además varias expediciones a América, que después sería la madre del Constitucionalismo…».

«El 12 de octubre es el hecho más importante de la historia de la Humanidad después del nacimiento de Jesucristo»

Pero ayer era el día para recordar, según Rojo Pinilla, «el hecho más importante de la historia de la humanidad después del nacimiento de Jesucristo». El autor de ‘Los invencibles de América’ argumentó que si la conquista de América la hubieran realizado otros estados como Francia o Inglaterra «no se habría creado esa leyenda negra» que la rodea. Una leyenda creada por los enemigos de los españoles en un ejercicio de propaganda y desprestigio.

Esa campaña, sin embargo, ha llegado hasta nuestros días. «Nos han dicho que no hay nada que celebrar, que aquello fue una masacre. Pero lo tenemos que celebrar no sólo los españoles, sino 500 millones de personas. Es la fiesta de la Hispanidad, que alcanza también a África y Asia. Los hispanos nacemos, vivimos y morimos de una manera diferente. Como decía Vasconcelos, somos una raza cósmica, tenemos una unión espiritual.

«La cultura hispánica es la más importante que existe en el mundo» pero pervive una clara intencionalidad, según el experto, de «destruir el concepto de los españoles y a la vez destruir la visión de los pueblos hermanos para instaurar elementos autoritarios como lo han hecho gobiernos hispanoamericanos», en alusión a Venezuela o Cuba.

Como ya había explicado en una entrevista previa en LA VOZ, Jesús Ángel Rojo Pinilla desmontó ante el público de la Casa Pemán las débiles bases en la que se sustenta esa leyenda negra. «Repiten la palabra genocidio, que le robamos todo el oro y que hicimos el mestizaje por medio de violaciones, pero todo es falso», destacó el escritor.

El historiador relató que llaman genocidio a lo que fue un choque microbiano, describió la belleza de ciudades como San Miguel el Grande o Guanajato, apuntó que hoy día México es el mayor productor de plata del mundo y contó historias de amor entre españoles e indígenas que nada tenían que ver con maltrato a la mujer local.

«España descubrió un nuevo continente y llevó lo mejor que tenía, creó un nuevo mundo en el que tener en cuenta al indígena y al mestizo, al contrario que otros estados», recordó Rojo Pinilla, que puso como ejemplo las órdenes de Isabel La Católica o leyes como las de Burgos de 1512, base del derecho internacional público, y 1542.

«Hay que derribar los falsos mitos que acompañan a la gesta española perpetuados por el sistema educativo español»

En ese ejercicio de derribar los falsos mitos que acompañan a la gesta española, «perpetuados» por el sistema educativo español como después se apuntaría en la ronda de preguntas de los asistentes, Rojo Pinilla presentó al público la verdad de lo que hoy es un conocido reclamo turístico, el Chichén Itza, «un templo del horror». «Nos han contado la historia de que los indígenas vivían en el paraíso terrenal, pero es mentira. Los españoles se encontraron numerosas tribus enfrentadas, que practicaban sacrificios y el canibalismo. Que acabara todo eso es digno de celebrar», insistió el historiador.

Los protagonistas de ‘Los invencibles de América’ son los autores de esa gesta. Los que en 50 años crearon un continente, desde la Patagonia hasta las grandes llanuras de EEUU. Y Rojo Pinilla quiso destacar a algunos de ellos. Reivindicar la figura de Hernán Cortés, el personaje más importante de la historia de México, gran diplomático y estratega militar, líder de la gloriosa Batalla de Otumba.

Fue en ese relato donde Rojo Pinilla repitió de nuevo: «No sólo tenemos que estar orgullosos del 12 de octubre, sino también reivindicar, con legítimo derecho, la gestas que realizaron nuestros conquistadores. Cuando nos conducen personas excepcionales, los españoles somos capaces de conquistar el mundo».

En su repaso, el autor habló también de Núñez de Balboa, un personaje «extraordinario», compañero de aventuras del bachiller Enciso, víctima de sus intrigas, pero gran explorador y conquistador. También protagonista de «la primera gran historia de amor entre dos razas, mucho antes que la de Pocahontas que nos quieren vender los británicos», apuntó Rojo Pinilla.

En este sentido, el escritor volvió a hacer un guiño a las ‘medallas’ que otros países se cuelgan, mientras se denostan en España y por los españoles. «Los británicos estudian que el primero en dar la vuelta al mundo fue Sir Drake, cuando fue el español Juan Sebastián Elcano», subrayó.

Continuó contando la historia de Núñez de Balboa, al que el cacique Careta le ofreció su hija, la princesa Anayansi, y el conquistador se enamoró locamente de ella. Por eso «el buen trato» que el descubridor del océano Pacífico siempre dispensó a los indígenas, política que aniquilaría Pedrerías Ávila después.

«En la Universidad están los verdaderos artífices de la leyenda negra española».

La lección de historia de ayer en la Casa Pemán también sacó a la luz a Francisco Pizarro. «Lo han tratado como genocida. Pero su hazaña es incluso mayor que la de Cristóbal Colón, ya que hizo varios intentos. Entró en Cuzco como liberador y supo integrar a la aristocracia inca en la corona española. Sin apenas saber ni leer ni escribir, construyó ciudades y legisló en unas situaciones muy complicadas», esbozó Rojo Pinilla, al que le congratula que ahora en Perú se esté recuperando la figura del ‘padre’ de la nación.

Tras hablar también del gran conquistador de Chile, Pedro de Valdivia, el autor de ‘Los invencibles de América’ dejó paso a las preguntas de los asistentes. Una de ellas, más que una cuestión fue una reflexión: «En la Universidad están los verdaderos artífices de la leyenda negra española».

 

A los niños se les enseña la Leyenda Negra

image_content_18357553_20161009233112

Jesús Ángel Rojo, esta semana durante su visita a Sevilla. / Pepo Herrera

‘Cuando éramos invencibles’ compendia las victorias militares españolas. ‘Los invencibles de América’ es la reivindicación sin complejos del Descubrimiento. El autor recuerda en Sevilla cuál es su misión: devolver al español el orgullo de serlo.

Títulos en letras doradas, una impecable edición, bellamente ilustrados con pinturas de Augusto Ferrer-Dalmau, guardas cuidadas… La solemnidad lo impregna todo en Cuando éramos invencibles y en Los invencibles de América, dos libros de la editorial El Gran Capitán donde el autor, Jesús Ángel Rojo Pinilla, sostiene sin sonrojo la tesis de la grandeza de España, y a los hechos se remite.

—Da la sensación de que ahora lo que toca es insultar a España y su huella en el pasado de otros pueblos. Me gustaría saber qué le parece esta imperante corriente de opinión según la cual fuimos unos genocidas.

—Lo primero que hay que decir es que nunca existió un genocidio en América por parte de los españoles sino todo lo contrario, se realizaron leyes para proteger a los indígenas y se produjo la mayor unión de razas y culturas de la historia.

Esta corriente, encabezada principalmente por resentidos sociales, vinculados con el indigenismo radical y el populismo de nuevo cuño, tiene dos objetivos principales: primero, destruir la historia y la cultura de la nación de la Madre de América y segundo, saben que destruyendo la identidad de España destruyen las bases donde se sustentan nuestros países hermanos. En definitiva, son conscientes de que destruyendo la identidad de España destruyen la de Hispanoamérica y de esta forma venden sus ideologías totalitarias que, por lo general, no llegan a buen puerto.

Imagino que conoce los deseos de ciertos sectores catalanistas de quitar el monumento a Colón en Barcelona y sustituirlo por alguna otra figura indígena americana.

–Un esperpento más de los señores de la CUP. Esta gente basa su pensamiento en el odio y la ignorancia. El odio a todo lo que se refiere a España y la ignorancia de su propia historia. Habría que explicarle que antes de llegar los españoles a América la mayoría de los pueblos indígenas practicaban el canibalismo y realizaban sacrificios humanos. Los ignorantes no saben que quieren homenajear a unas civilizaciones que comían carne humana y mataban a millones de personas para satisfacer a un dios de sangre.

Asigna usted a Hispanoamérica estatus de nación. ¿Efectivamente tuvo consciencia de ser tal cosa en algún momento de su existencia? ¿Alguna vez se se estuvo cerca de forjar esa nación única hispanoamericana?

–Durante más de 300 años se sembraron los pilares de una gran nación hispanoamericana. Por desgracia, los grandes enemigos de España a principios del siglo XIX (Inglaterra y Francia) supieron balcanizar, por medio de sus agentes, lo que en esos momentos se concebía como la Gran Comunidad Hispánica o, mejor dicho, la Gran Nación Hispano-Americana.

Empecemos por la definición de nación: una comunidad humana con ciertas características culturales comunes, a las que dota de un sentido ético-político.

A principios del siglo XIX en Hispanoamérica ya existía una cultura común, instituciones políticas y jurídicas que unían a diferentes pueblos y, por supuesto, dos elementos esenciales como es la lengua y sobre todo los lazos de sangre que unían a España y América. Después de dos siglos donde se rompieron los lazos políticos seguimos compartiendo lo más importante: la sangre por medio del mestizaje, la cultura y la lengua.

Su anterior libro, Cuando éramos invencibles, es todo un revulsivo contra el complejo de ser españoles. Quizá sea cierto eso que dicen de que los españoles nos avergonzamos terriblemente de serlo. ¿A qué atribuye ese sentimiento, ese complejo, caso de ser cierto? ¿Se debe a lo que nos han inculcado o es resultado de nuestra propia experiencia?

–El complejo de inferioridad viene principalmente de que desde pequeños nos enseñan los desastres nacionales y nos ocultan a los grandes héroes que formaron uno de los imperios más importantes de la historia universal. En estos momentos en las escuelas se les enseña a los niños la Leyenda Negra. Con estos antecedentes es muy difícil que la gente se sienta orgullosa de su país.

A todo esto hay que sumar las continuas agresiones que sufren los símbolos de todos los españoles sin que la justicia y el gobierno actúen. Ha llegado el momento en que la sociedad civil salga de su letargo y levante la voz ante tanta desidia que demuestran nuestras autoridades.

Valentía, gallardía, generosidad, fortaleza… son valores que aparecen en su nuevo libro, asociados a los personajes más eminentes de la conquista americana, y que se antojan en desuso en los tiempos actuales. ¿Cree que se han perdido definitivamente?

–Gracias a Dios, no. Pero sí están calando en nuestra sociedad los anti-valores que nos presentan determinadas televisiones y que se acentúan todavía más en nuestra clase política.

¿Qué opina de la situación política que se está viviendo en España, con líderes inconsistentes, partidos a la deriva, incapacidad para el acuerdo, tendencias separatistas?

–Por desgracia, en España no tenemos estadistas que gobiernen no sólo para esta generación sino para las venideras. En muchos casos son las personas más mediocres de nuestra sociedad quienes ocupan los más altos cargos políticos y esta circunstancia sólo tiene una consecuencia: la actual situación política española.

,

Jesús Ángel Rojo traslada a Albacete la gesta de “Los Invencibles de América”

El escritor madrileño presenta el libro prohibido por los discípulos de La Leyenda Negra hoy 22 de octubre, a las 12.00 horas en el Ateneo de Albacete (calle de la Feria, número 10)

El Ateneo de Albacete, emplazado en la calle de la Feria número 10, será testigo de excepción de la presentación de “Los Invencibles de América”, el último libro de Jesús Ángel Rojo tras su bestseller “Cuando Éramos Invencibles”. El acto, que comenzará a las 12.00 horas, estará organizado por la Asociación Cultural Aspa. Es interesante señalar que el libro que presentará el escritor madrileño contiene valiosas aportaciones del pintor albaceteño Javier Moreno, en forma de mapas históricos que reflejan el contexto de la época. Asimismo, también ha contribuido con la pintura “Encuentro de Vasco Núñez de Balboa y Anayansi”.

Castilla La Mancha lleva como bandera ser una tierra que ha aportado grandes nombres universales a la historia de España. Manchego de casta fue Diego de Almagro, nacido en 1475 y protagonista activo de la conquista del Perú. Jesús Ángel Rojo ha querido que sea la capital albaceteña, la que simbolice y haga suyos los valores que destila“Los Invencibles de América”, esto es, la lealtad, el valor, el coraje y, sobre todo, la grandeza.

Porque en el segundo libro del escritor madrileño, se otorga de manera implícita, un reconocido homenaje a La Mancha. ¿Existe acaso un acontecimiento más quijotesco que el Descubrimiento de América? ¿No fueron tachados al principio de insensatos, como también le ocurrió al Ingenioso Hidalgo, aquellos valerosos conquistadores como Cabeza de Vaca, Pizarro o Valdivia? Por eso, cuando el lector se aproxime a “Los Invencibles de América”, no tendrá más remedio que interiorizar la siguiente cita cervantina: “Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”.

“Los Invencibles de América” narra con destreza, agilidad y mucha documentación, lo que los adeptos a la Leyenda Negra quieren ocultar a toda costa, esto es, que la Conquista de América fue la mayor gesta acometida por el ser humano. El libro que se presenta este sábado describe y cuenta lo que en las escuelas nunca se atrevieron a exponer, que un puñado de españoles, con fuertes convicciones y un gran sentido de la lealtad, entregaron su vida y sus sueños para  forjar la mayor nación mestiza del mundo, llamada Hispanoamérica. Diego Velázquez de Cuéllar, primer hispano cubano de la historia o Pedro de Alvarado, el gran conquistador de América Central forman parte de un texto que además viene realzado de manera imperial por las ilustraciones de Augusto Ferrer-Dalmau, el mejor pintor de batallas del mundo. Sus pinturas consiguen si esfuerzo que el lector viaje a mundos exóticos, desconocidos e infrecuentes.

Cuenta además “Los Invencibles de América”, con un excepcional prólogo rubricado por S.A.R. Luis Alfonso de Borbón y Martínez Bordiú, una de las figuras más trascendentales de la historia de España. Y por último, mencionar cómo no, el epílogo, obra de Juan J. Marcilla de Teruel-Moctezuma y Valcárcel, descendiente primogénito, del emperador Moctezuma II, Duque de Moctezuma, una personalidad que se antoja imprescindible para entender el perdurable éxito del mestizaje hispanoamericano hasta nuestros días.

, ,

Presentación completa del libro “Los Invencibles de América” en Sevilla 2016

, ,

Presentación completa “Los Invencibles de America” en Córdoba

,

Jesús Á. Rojo honra el Día de la Hispanidad con la presentación de su último libro “Los Invencibles de América” en Barcelona

fichero_34189_20161010
El libro prohibido por los discípulos de la Leyenda Negra se presentará el 12 de Octubre a las 19.00 horas en la Casa de Madrid de Barcelona, ubicada en Carrer d’Ausiàs Marc, 37

Jesús Ángel Rojo realizará su particular homenaje al Día de la Hispanidad presentando en Barcelona su último libro, “Los Invencibles de América”, en un acto que tendrá lugar el 12 de octubre a las 19.00 horas en el centro social y cultural Casa Madrid (Carrer d’Ausiàs Marc, 37).

Ha elegido el escritor y periodista madrileño el día más importante de la Hispanidad para presentar su segunda obra en Barcelona, una ciudad que tuvo el privilegio de albergar el encuentro de los Reyes Católicos con Colón tras la vuelta de éste de su grandioso viaje. Por tanto, no se debe soslayar que la presentación de Los Invencibles de América en la Ciudad Condal, está trufada de connotaciones especiales. Fue un 12 de Octubre cuando un puñado de españoles, movidos por su afán de conquista y por la convicción de firmes ideales, conocieron por primera vez un mundo nuevo que cambiaría la historia para siempre. “Los Invencibles de América” se hace eco de la gesta más trascendental de la historia  de la Humanidad, apelando al rigor histórico, relatando de manera directa, fluida y natural, lo que para los adeptos a la Leyenda Negra supuso una de las páginas que deben borrarse de nuestra historia.

Las páginas de “Los Invencibles de América” se encargan callar a todos los discípulos de la Leyenda Negra, los que argumentan que en América se cometió un genocidio. Utilizando el sentido común y una ingente bibliografía, el escritor madrileño consigue derribar el falso mito del paraíso terrenal indio que nunca llegó a existir o destapa las graves y demostradas contrariedades en las que incurrió Bartolomé de las Casas. Sin embargo, no es éste un libro escrito para pasar factura, sino más bien para homenajear a los que en su día supieron colocar el nombre de España en la cima de la historia. Núñez de Balboa, descubridor del Océano Pacífico, Juan de Esquivel, el conquistador de Jamaica con tan solo 60 hombres o Juan Vázquez de Coronado, conquistador de la irreductible Costa Rica, son sólo algunos de los héroes legendarios de los muchos que aparecen, en un libro en el que Jesús Á. Rojo trata de dignificarlos, ubicarlos en el merecido hueco de la historia de España.

Por si no existen ya más incentivos que la simple excusa de leer, “Los Invencibles de América”, contiene una serie de estímulos complementarios a la lectura. Para empezar, el lector podrá dejarse llevar y trasladarse a otros mundos gracias a las pinturas del mejor pintor de batallas del mundo, Augusto Ferrer-Dalmau, que logra con gran maestría captar la magnética atmósfera de la época. Nadie mejor que él para hacer que el lector se ponga en la piel de un conquistador, por unos instantes. También hay que destacar el prólogo, de S.A.R Luis Alfonso de Borbón, una figura indiscutible de la historia de España, que sabe el papel que ocupa y ocupó durante siglos. Y, por último, hay que hacer mención distinguida al epílogo rubricado por alguien de especial linaje, José Marcilla de Teruel Moctezuma y Valcárcel Duque de Moctezuma descendiente primogénito del emperador azteca Moctezuma II y uno de los principales protagonistas del Descubrimiento.