Entradas

,

“Puigdemont y su cuadrilla me han ‘obligado’ a ampliar el libro de ‘Grandes traidores a España’”

Jesús Ángel Rojo (Madrid, 1974) ha presentado ‘Grandes traidores a España’ un libro que completa una exitosa trilogía que comenzó con ‘Cuando éramos invencibles’ y continuó con ‘Los invencibles de América’. Ahora, busca desenmascarar a quienes “quisieron destruir España pero son homenajeados y estudiados en las escuelas como si fueran grandes héroes”. El autor asegura que el nacionalismo catalán ya tenía un apartado en el libro antes de los últimos acontecimientos, pero que la reciente actualidad le obligó a retomar el trabajo para incluir como último ‘traidor’ a “Puigdemont y su cuadrilla del tres por ciento”.

Resúmanos qué podemos encontrar en ‘Grandes traidores a España’…

El libro pretende descubrir al lector que desgraciadamente en España los felones que quisieron destruirla son homenajeados y estudiados en las escuelas como si fueran grandes héroes. Hay una corriente que quiere blanquear y ensalzar la imagen de los que intentaron destruir nuestra patria, muchos de ellos reconocidos en calles y estatuas, mientras se oculta a nuestros héroes. Y debemos saber quién fue quién en la historia, porque quien conoce su historia es más libre y más difícil de manipular.

Habla en pasado al decir “intentaron”, ¿ya no lo intenta nadie?

Ahora más que nunca, recientemente se ha intentado dar un golpe de estado que no pretendía separar Cataluña de España sino destruir la nación española porque una vez que se hubiera segregado hubieran pedido la independencia como fichas de dominó otras Comunidades. Parar a los totalitarios es cuestión de supervivencia. O acabamos con ellos o ellos acabarán como nosotros.

¿Hay menciones al desafío soberanista catalán en su libro?

El último capítulo trata de ello y pone la guinda al penúltimo capítulo, donde sale Jordi Pujol, que es el verdadero padre del proceso, porque gracias a él las escuelas son centros de adoctrinamiento y los medios son centros de apología del odio. Y gracias a él cualquiera que rechazara el nacionalismo era considerado un enemigo de Cataluña. Todo esto también es consecuencia de la dejación de funciones de los Gobiernos de España en los últimos 40 años porque el Estado se ha retirado de Cataluña sin ofrecer resistencia dejando a los ciudadanos al poder de la ideología más casposa que es el nacionalismo.

Habrá quien le diga que el españolismo también es nacionalismo…

Hay una gran diferencia. El nacionalista es el que odia lo que hay alrededor y se cree superior mientras el patriotismo español defiende lo suyo sin defenestrar al contrario. Si ves las manifestaciones en Cataluña, los que defienden la unidad son manifestaciones lúdico-festivas, y las nacionalistas están provocadas por el odio al contrario, porque pretenden dominar al contrario con la intolerancia y la manipulación de la historia.

¿Tenía avanzado ya el libro antes de que explotara el ‘procés’?

Tenía el libro terminado, pero como el tema tenía tanta importancia, el último gran traidor, Puigdemont, y su cuadrilla del tres por ciento, me han ‘obligado’ a ampliarlo.

Comenta usted en el libro que muchos de nuestros traidores tienen estatuas en nuestras plazas…

Sí, si uno se da un paseo por Madrid veremos cómo hay placas que hacen homenajes a Bartolomé de las Casas, que acusó a los españoles de haber cometido el mayor genocidio de la historia por encima del nazi o veremos homenajes a personajes como Simón Bolívar que quiso exterminar a todos los españoles. También de San Martín, un agente al servicio de la Pérfida Albión que no sólo traicionó a España sino a los Hispanoamericanos. También podemos ver calles, como una en Getafe a Companys, que fue un asesino en serie, que mató a todos los religiosos que se encontraban en la Cataluña del año 36 y además presumía de ello, y lo más curioso es que ha habido movimientos separatistas que propusieron al Papa la beatificación de Companys. Estamos acostumbrados a blanquear a los traidores. Nos está pasando en las escuelas del País Vasco con la ETA, banda que mató a cientos de españoles y ahora parecen hermanitas de la caridad.

Ahora que el Ayuntamiento de Madrid plantea cambiar algunos nombres, podría plantearse también este asunto para variar otros…

Sí, sería una buena oportunidad para enmendar el error y dejar de reconocer a nuestros traidores porque en Madrid hay muchos ejemplos.

Con todos los ejemplos de su libro, ¿podría hacerse una ‘ruta de los traidores’ por Madrid con su libro bajo el brazo?

Sí, de hecho hemos realizado un documental por Madrid, en el que vamos a la estatua del Ángel Caído, vamos a la Iglesia de Nuestra Señora de Atocha, donde está enterrado Bartolomé de las Casas, al Parque del Oeste donde hay estatuas a Bolívar o Hidalgo, al callejón de la Almudena donde fue asesinado el secretario Escobar, y también a la calle Marqués de Cubas donde fue asesinado el general Prim por orden del general Serrano, terminando en la Puerta de Alcalá, donde empieza la calle Serrano, que traicionó a Isabel II, al general Prim -todos los indicios apuntan a Serrano en su asesinato- y al que se ponía por delante con tal de alcanzar el poder.

Por qué cree entonces que son homenajeados esos personajes, por falta de rigor de los políticos?

En España, después de la pérdida de colonias en 1898 se produce un movimiento regeneracionista que se busca las culpas que nos han llevado al desastre y se buscan las causas en el pasado. A lo largo del S.XX ese pensamiento coge dos vertientes fuertes. Por un lado los nacionalistas y por otro la ultraizquierda. Con el paso de los años se añade parte de la derecha que considera que nuestro pasado es triste y oscuro y hay que olvidar. Y con eso nos traicionamos, traicionamos a nuestros ancestros, y el ciudadano llega a desconocer quién es. Y cuando uno transmite que hemos sido dominados por el oscurantismo religioso el ciudadano no se siente orgulloso. Y para ocultar eso hay que ocultar a grandes héroes y ensalzar a los felones. Por eso esa contradicción que no ocurre en otros países.

Comprendo que se oculte a los héroes pero resulta extraño que los considerados ‘traidores’ sean reconocidos. Tendrán también algún mérito…

Para determinadas ideologías es importante ensalzar a los traidores porque tienen el mismo objetivo que ellos, destruir nuestra nación. Necesitan mediáticamente o educativamente meter ese pensamiento. Por ejemplo, en las escuelas catalanas se estudia a Pau Claris como un héroe que luchó contra Castilla cuando entregó el Principado de Cataluña a los franceses y por su felonía España perdió su supremacía a nivel mundial.

Bartolomé de las Casas, que acusó falsamente a los españoles de cometer el mayor genocidio, es considerado el apóstol de las Indias difamando a España en su momento histórico más importante. ¿Por qué ensalzarlo y no el descubrimiento y evangelización de América por los españoles?

Pero los nombres de las plazas y las calles de Madrid no han sido instaurados por nacionalistas… ¿Cree entonces que la ‘izquierda’ quiere destruir España?

No es cuestión de izquierdas o de derechas, es cuestión de conceptos. Las ideologías nos tienen enfrentados sin llegar a ningún objetivo. La estatua de Simón Bolívar se puso en la época de Franco. La estatua de Pau Claris es de 1909. Multitud de homenajes no son de la época actual. Es un concepto desde 1898 que nace de pensadores que pueden o no ser de izquierdas. Son Ortega y Gasset, Azaña, Joaquín Costa…que buscan la culpa de lo que está sucediendo en nuestro legado, regeneracionismo que luego será utilizado por nacionalistas.

Si Franco levantara la cabeza, ¿se enfadaría con usted por acusarle de ensalzar a un gran traidor a España?

Yo los libros los escribo para que la gente tenga la información suficiente y sea libre, no para tener el beneplácito de ningún político del presente y del pasado. No sé cuál fue su intención ni la del alcalde de Madrid, pero ponerse se puso.

Hay muchas menciones a traidores relacionados con la conquista de América, pero año tras año esa colonización es más repudiada tanto en América como en España. ¿A qué cree que se debe?

En el descubrimiento de América, el  hecho más importante de nuestra historia, ya ha sido mancillado por falsas acusaciones de un dominico como Bartolomé de las Casas que falsificó la historia, y provocó la mayor historia de desprestigio que sufrió un país. Las difamaciones fueron utilizadas por los libertadores. España nos roba, España nos esclaviza, España nos tortura… Eso mismo utilizaron los libertadores contra España. Las campañas siempre han tenido un fin y el fin es justificar las traiciones.

¿Pero, por qué ese sentimiento se ha reavivado en los últimos años suspendiendo el Columbus Day en ciudades de Estados Unidos o con políticos españoles promoviendo campañas en twitter como el ‘nada que celebrar’?

En la actualidad hay una lucha entra la civilización hispana y la anglosajona. Estados Unidos el más poderosos del mundo va a estar en 50 años colonizado por hispanos. Y las Universidades pretenden mantener el dominio de la civilización anglosajona sobre la hispana, quieren que los hispanos tengan un rechazo brutal a su historia. Si tienes un rechazo brutal a tu pasado no te vas a sentir identificado y te vas a adoptar. Por otro lado está el totalitario comunista, que quiere denostar el pasado para crear un nuevo mundo. Todo el pasado es malo y lo bueno es el futuro, crear un nuevo mundo. Y el enemigo común en Hispanoamérica son sus raíces. Para que la gente piense que no tenemos medicinas ni qué comer se intenta culpar al pasado español. Desgraciadamente ningún político al otro lado del Atlántico ni en España hace nada para combatirlo. Y en España pasa más o menos lo mismo…

¿Cómo se puede llegar a que alguien sea asesinado en su país por llevar unos tirantes con los colores de su bandera?

Siempre se ha dicho que hay dos Españas y es mentira. Sólo hay una, que en su mayoría está compuesta por gente de buena fe que sólo quiere tener una vida tranquila y luego hay una serie de energúmenos que han nacido en España y quieren destruirla. Están provocando una violencia brutal porque es el único país del mundo en el que por llevar los colores nacionales te atacan y te matan o en el que algunas de sus escuelas no se puede estudiar su idioma oficial. Son culpables los que lo hacen y los que no reaccionan con contundencia para evitarlo.

¿Cómo se reacciona con contundencia?

Aplicando la ley tanto para unos como para otros. Cuando hay un asesinato como el de Víctor Laínez, que salgan todos los partidos políticos a condenarlo. Si saliera un personaje asesinado por llevar una estelada lo veríamos en todos los medios día y noche en vez de estar ocultado.

¿Todavía no nos hemos recuperado de la guerra civil?

Sí nos hemos recuperado, lo que pasa es que hay unos que quieren volver a que haya otra.

¿Quiénes?

A buen entendedor, pocas palabras bastan.

¿Usted se ha sentido amenazado en alguna ocasión por sus libros?

Sí, por ‘Los invencibles de América’ recibí amenazas de muerte de los indigenistas mexicanos. Pero siempre pasa lo mismo, los resentidos sociales no quieren saber nunca la verdad porque la única verdad es su sentimiento totalitario

Hágame una selección de los grandes traidores históricos a España.

Hay tres momentos muy importantes. Don Julián y los witizanos, cuando abren las puertas de España a las hordas de Mahoma. Cuidado, que la gente confunde Al Andalus con lo que era España, porque Al Andalus es un concepto diferente y aquí estamos hablando de España. Y España estuvo a punto de desaparecer el concepto jurídico y religioso, por eso los reyes de la reconquista tenían que recuperar el territorio perdido.

Pau Claris, cuando en la guerra de los 30 años se entrega a los franceses como un vulgar cipayo provocando la ruptura de la unión ibérica, porque a continuación Portugal con la ayuda de Reino Unido proclamó su independencia, Andalucía estuvo a punto…

Y luego, con Carlos IV, Fernando VII y Napoleón. Carlos IV es uno de los grandes culpables de que el imperio español se diluyera como un azucarillo al poner España en manos de Napoleón, que desangró España. Como consecuencia de ello llegó Fernando VII cuyas políticas terminaron de llevarnos al desastre.

Más recientes, los 40 años de adoctrinamiento con Jordi Pujol y el golpe de Estado de Puigdemont y su cuadrilla y la actuación tibia de los Gobiernos de España, porque en otros tiempos nos enfrentábamos a Napoleón, el hombre más poderoso del mundo, ahora  a una pandilla de políticos corruptos.

Pero tiene que repartir las medallas de oro, plata y bronce…

El oro para don Julián y los witizanos, la plata para Bartolomé de las Casas, y el bronce compartido por Simón Bolívar y San Martín.

¿Qué personajes de la historia reciente cree que también saldrían en la foto?

Sabino Arana, padre del racismo vasco, el PNV partido traidor por naturaleza, Bernardino Tomás, que proclamó la independencia de Asturias y León, Companys, Antonete, quien quiso que Cartagena se anexionara a Estados Unidos…

Cuéntenos los detalles de la pintura exclusiva de Pérez-Dalmau en la portada de su libro…

Es íntimo amigo mío y el mejor pintor de batallas del mundo y seguramente la historia le compare con Goya o Velázquez. Siempre ha colaborado conmigo pero en esta ocasión quería hacer una portada exclusiva con ‘La traición de Villafáfila’, que representa cuando Fernando el Católico, abandonado por los nobles castellanos, tiene que abandonar el reino de Castilla y dejarlo en manos de Felipe el Hermoso. Si no hubiera muerto a los dos meses hubiera sido una involución porque la hubiera troceado dando mercedes a los nobles flamencos. Es la primera vez que pinta a un Rey y es la primera vez que pinta en exclusiva para un libro. En el interior hay 30 obras más suyas.

Tras el éxito de sus dos primeras obras y la publicación de la tercera, ¿trabaja ya en una cuarta?

Con la tercera hemos sacado en 10 días la segunda edición. Hemos homenajeado a los héroes y a los conquistadores y con la esta última hemos descubierto a los traidores. Ahora toca estudiar distintas opciones que me han propuesto, pero no hay nada decidido.

“Los Invencibles de América”, de Jesús Ángel Rojo, llega al Top Ten de libros de no ficción más vendidos en El Corte Inglés

En tan sólo catorce días, la nueva obra del escritor madrileño ha logrado situarse entre los libros más leídos

“Los Invencibles de América” (Ediciones Gran Capitán) no ha podido tener un estreno más fulgurante. El libro escrito por Jesús Ángel Rojo se ha situado en tan sólo catorce días en el Top Ten de los libros de no ficción más leídos de El Corte Inglés. Un dato que viene a ratificar el enorme poder de atracción que ejerce este ensayo histórico entre los lectores. Y es que reclamos no le faltan al libro escrito por Jesús Ángel Rojo y que se presentó a lo grande el pasado 31 de mayo en el Casino Madrid. Desde su prólogo, obra de Su Alteza Real Don Luis de Borbón Martínez Bordiú, miembro de uno de los linajes más trascendentales de la historia de España; pasando por el epílogo, que corre a cargo de Don Juan José Marcilla de Teruel-Moctezuma y Valcarcel, descendiente del Emperador Moctezuma (VI Duque de Moctezuma de Tultengo, Grande de España, XVII Generación de Moctezuma). Además, “Los Invencibles de América” contienen las pinturas de Don Augusto Ferrer-Dalmau, Comendador de la Orden del Mérito Civil y al mismo tiempo, el mejor pintor de batallas del mundo. Sus realistas ilustraciones desempeñan un papel esencial en el libro de Jesús Ángel Rojo pues transportan al lector a otros mundos.

Por otro lado, ejerce una gran atracción entre los lectores, su temática, arriesgada y sincera a partes iguales. Jesús Ángel Rojo trata de reivindicar el prestigio y la memoria de los conquistadores españoles, unos héroes que se embarcaron en la aventura más apasionante de la historia de la Humanidad: el Descubrimiento del Nuevo Mundo. En “Los Invencibles de América”, el escritor madrileño desmitifica con precisos datos, la infundada teoría que sostiene que en el Día de la Hispanidad se cometió un genocidio, asunto que ha calado en un importante y ruidoso sector de la población española. En resumen, el libro de Jesús Ángel Rojo ya ha entrado en el Top Ten de El Corte Inglés y parece que por mucho tiempo…

, ,

Entrevista a Jesús A. Rojo en ABC «Hernán Cortés liberó a las tribus mexicanas de la tiranía del Imperio azteca»

El escritor madrileño presenta su libro «Los Invencibles de América», con pinturas de Augusto Ferrer-Dalmau, prólogo de Luis Alfonso de Borbón y Martínez-Bordiú y epílogo del descendiente primogénito del emperador Moctezuma.

Es el relato de un continente hostil, de unos barbudos fieros y astutos, de la luz sobre Europa, del mayor mestizaje de la historia y, por desgracia, también de una leyenda inventada para esconder lo que realmente ocurrió. Jesús Ángel Rojo Pinilla, autor de «Cuando éramos invencibles» (el Gran Capitán ediciones, 2015), publica su segundo libro de historia trasladando en esta ocasión a sus invencibles a América. «Los Invencibles de América» nace para combatir la leyenda negra que ha transformado el nacimiento de Iberoamérica y su riqueza cultural en un cuento de terror a la medida de los intereses anglosajones. «Cuando los españoles estuvieron en América algunos lugares vivieron el momento de paz y de bonanza económica más grandes de su historia», recuerda Jesús Ángel Rojo.

–Insiste usted en que tu libro, para bien o para mal, no va a dejar a nadie indiferente. Por el momento ha recibido una buena respuesta de la embajada de Perú.

–El embajador de Perú es una persona muy interesada en la figura de Francisco de Pizarro. La embajada de México parecía entusiasmada también al principio, pero luego le surgieron una serie de compromisos al conocer el contenido del libro, sobre todo porque hay una crítica muy fuerte al olvido de Hernán Cortés. Uno de los personajes más importantes de la historia universal está enterrado casi de forma clandestina y en los años 80 los indígenas asaltaron la iglesia para destrozar su tumba. Es una pena que ni España ni México hayan hecho un homenaje a Cortés.

Portada del libro «Los Invencibles de América»
Portada del libro «Los Invencibles de América»

–¿Por qué México debe mejorar su opinión sobre Cortés?

–Hernán Cortés es el padre de México, se quiera o no, y el país actual no se puede entender sin él. Él amó profundamente México y liberó a todos los pueblos sometidos por la tiranía y la brutalidad de los aztecas. Nada más conquistar un pueblo, los aztecas esclavizaban a hombres y mujeres de forma extrema. Cuando los españoles empezaron a vencer y mostraron que no iban esclavizando a su paso, las tribus mejicanas (mexicas) se unieran a su lucha. No reconocer eso es un insulto a la memoria de todos y a Cortés.

–El que no ha faltado a la cita, e incluso escribe el epílogo, es el descendiente directo de Moctezuma, Juan J. Marcilla de Teruel-Moctezuma. ¿No le guarda rencor a España?

–A la muerte de Moctezuma, la leyenda negra nos ha contado que toda su familia fue exterminada. Esto es falso. Cortés cuidó a sus descendientes e incluso tuvo un hijo con una de sus hijas. Además, la Corona les dio pensiones vitalicias a varios caudillos aztecas y, en general, veló por los vencidos y los introdujo en la nobleza española. El testamento de Isabel «La Católica» y las Leyes de Burgos de 1512, que es el primer instrumento legal para proteger a los indígenas de un pueblo conquistado, demuestran la preocupación española por los vencidos. España quería que esos indígenas formaran parte de las nuevas sociedades, a diferencia de los anglosajones.

«Lo que ocurre es que la historiografía mundial no puede soportar que la mayor hazaña de la humanidad fuera realizada por españoles»

–La imagen de los conquistadores hasta hoy es la de hombres codiciosos, crueles y traicioneros, ¿el libro «Los Invencibles de América» combate esta imagen?

–Los conquistadores españoles no emplearon más violencia que la que se desplegaba en esa Europa; ni más de la que acostumbraban las distintas tribus de América. Lo que ocurre es que la historiografía mundial no puede soportar que la mayor hazaña de la humanidad fuera realizada por españoles y ha distorsionado su imagen. En tanto, ponen la lupa sobre todo lo que hicieron mal para crear una imagen totalmente oscura. Los conquistadores puede que tuvieran puntos negros, pero su hazaña es inigualable.

López de Cárdenas se asoma al enorme tajo (el Cañón del Colorado)
López de Cárdenas se asoma al enorme tajo (el Cañón del Colorado)– Augusto Ferrer-Dalmau

–Remarca usted que el Descubrimiento y Conquista de América es el hecho más importante de la historia universal, ¿por qué?

–España sacó con este hecho a Europa de sus tinieblas y la convirtió de nuevo en la potencia mundial, puesto que hasta entonces el Imperio otomano llevaba la voz protagonista. Con el Descubrimiento y Conquista de América se produce la mayor unión de razas y culturas jamás vista. Y no solo sacamos a Europa de la oscuridad, sino que América pasó de la Edad de Piedra a evolucionar en 50 años hasta la Edad Moderna. Eso no ha sucedido en ningún lugar del mundo, y no hay ninguna experiencia de mestizaje de esas dimensiones. No olvidemos que España tiene el honor de haber fundado más de 1.000 ciudades. Muchas de ellas son patrimonio de la humanidad.

–Las Leyes de Burgos, que insistían en que los indígenas no podían ser explotados, fueron precursoras dentro del derecho internacional: ¿Cómo alcanzó España una legislación tan vanguardiasta?

–Las Leyes de Burgos es el primer texto legal que protege a los indígenas de un país conquistado y prohíbe expresamente la esclavización. Esto ocurre 300 años antes de la Revolución francesa o la Guerra de Independencia de EE.UU. Leyes tan progresistas que incluso otorgaban a las mujeres tres años de derecho de maternidad para cuidar a sus hijos. Los españoles se adelantaron en materia de derechos humanos al resto de países y consideraron casi desde el principio a los indios como súbditos y no como esclavos. En este sentido, es verdad que existieron las encomiendas, aunque tienen más que ver con las servidumbres medievales que con la esclavitud. En Europa se vivía todavía en regímenes de servidumbre en muchos lugares, y nadie los consideraba a ellos esclavos.

–Su libro es crítico con la cultura anglosajona y su forma de solapar episodios protagonizados previamente por españolas.

–Los anglosajones, en definitiva, no buscaban crear una sociedad nueva como los españoles, simplemente trasladaron e impusieron su sociedad a América. Los puritanos eran religiosos radicales que usaban la Biblia a su antojo. El indio no era un ser humano para ellos. Esa diferencia entre unos y otros es lo que la historiografía anglosajona ha querido ocultar, para hacer olvidar que donde han estado han exterminado a todas las razas aborígenes. Su forma de explotar a sus pueblos es parasitaria; sus colonias son factorías.

España no dejó expoliado el continente, que sigue siendo el lugar con más recursos naturales del mundo.

–Ciertos sectores políticos están repitiendo mucho la idea del genocidio en fechas recientes.

–Dan argumentos casi infantiles: hubo un genocidio, los españoles mataron a los indios, violaron a las mujeres y se llevaron el oro. No obstante, lo primero que invalida la teoría del genocidio es que hasta avanzado el siglo XVI los españoles eran muy escasos, es decir, estaban en una inferioridad numérica que no daba lugar a una acción así. Por otro lado, su afán de mestizaje es evidente casi desde el principio, porque daban su apellido a los hijos nacidos de relaciones entre razas.

En materia económica, España no dejó expoliado el continente, que sigue siendo el lugar con más recursos naturales del mundo. Cuando los españoles estuvieron en América algunos lugares vivieron el momento de paz y de bonanza económica más grandes de su historia. Hispanoamérica era la zona más rica del mundo y la separación de España provocó una involución de 100 años.

–El genocidio parece una idea también extendida en la opinión pública española e iberoamericana.

—Aquí en España la conquista ni siquiera se cuenta en los colegios y cuando se hace se pide perdón por los actos cometidos. Hay que enseñar en ambos lados del charco el contexto y la historia sin complejos. Lo que no se puede hacer es manipular con intereses políticos y populistas esa historia con el fin de que esos pueblos hermanos se queden huérfanos de su pasado. Un pueblo huérfano y que desprecia su historia es un pueblo sin futuro. Esta manipulación solo beneficia a unos pocos políticos y no beneficia a la gran sociedad hispanoamericana.

–Lo que tampoco se puede ocultar es que la colonización de América fue resultado de una conquista militar, ¿cómo lograron los españoles superar su inferioridad numérica?

–Nos han contado el mito de que los españoles tenían una superioridad tecnológica tan enorme que parece que iban con naves espaciales y metralletas de repetición. Eso es falso. Estaba la superioridad que daba el caballo, el acero y los perros de la guerra, pero la victoria se consiguió por hombres de una gran valentía y una inteligencia increíble. Las personas que les acompañaban venían de luchar en los tercios en Europa y eso les hacía los mejores soldados del mundo. Los indígenas, por el contrario, lo que tenían de su lado era la superioridad numérica, un clima hostil a los españoles, grandes cordilleras, guerra civiles entre hispanos y enfermedades autóctonas. Para superar todas estas dificultades, España hubo de concebir en pocos años un número de héroes que algunos países jamás podrán reunir en toda su historia.

«Hay historiadores pro indigenistas que hablan de que el pueblo azteca estaba al borde del colapso al ritmo de sacrificios que llevaban»

–Cree que su libro logrará hacer cambiar de opinión a quienes siguen creyendo al detalle la leyenda negra.

–Lo importante es dar a conocer esta historia y dar argumentos para combatir la leyenda. Convencerlos ya es más difícil. Vamos primero a enseñar la historia de los conquistadores y acabar con el mito de que los indios que vivían allí eran hermanitas de la caridad. Sin ir más lejos, hay historiadores indigenistas que hablan de que el pueblo azteca estaba al borde del colapso al ritmo de sacrificios que llevaban.

–Los críticos con la conquista pueden remitirse a los datos de muertes de indígenas que siguió a la llegada de los españoles, ¿cómo se argumenta contra eso?

–La culpa originalmente es de Bartolomé de las Casas, que escribió un libro que no contaba con datos fiables y sirvió a los enemigos de España para crear la leyenda negra. Por ejemplo, decía que en la Española había 30.000 ríos y vivián 3 millones de personas o que Alonso de Ojeda con 12 españoles mató a 10.000 indios. Ha pasado la historia como un protector de los derechos humanos, pero yo creo que fue un activista político que solo pretendía adquirir ciertas cotas de poder y llamar la atención del Emperador Carlos. Por eso exageró los datos. En cualquier caso la gran mayoría de muertes entre indígenas se produjo por el choque microbiano.

 

Cuando Éramos Invencibles presenta una Edición Limitada que incluye pintura para enmarcar de Augusto Ferrer-Dalmau.

En sólo 5 meses Cuando Éramos Invencibles se ha convertido en un Best Sellet en 2015.
En tan sólo cinco meses, Cuando Éramos Invencibles se ha convertido en un auténtico  Best-Seller en 2015.Tras sus exitosas presentaciones por Madrid, Santander,Miami, Albacete y Barcelona  el público ha respondido y se ha hecho con todos los ejemplares de la primera,segunda y tercera edición, por lo que la editorial Gran Capitán ha sacado a la venta una cuarta edición para poder atender a la demanda del público español.
La Edición Especial y limitada de Cuando Éramos Invencibles.
El autor Jesús A.Rojo ha preparado una sorpresa muy especial para todos sus lectores. Con la colaboración del mejor pintor de batalla Augusto Ferrer-Dalmau cuyo prólogo y pinturas forman parte del libro, han preparado una edición en exclusiva para coleccionistas que incorpora un dibujo de Bernardo de Gálvez en la batalla de Pensacola para enmarcar. Como ha destaco el gran pintor : “Es una Edición Especial extraordinaria ya que este dibujo es único para los amantes de la pintura militar”.
Según la editorial El Gran Capitán, será una edición limitada y tendrá un valor extraordinario para los coleccionistas ya que sólo se podrá conseguir el dibujo mediante la compra del libro. De esta forma la editorial y Augusto Ferrer-Dalmau quieren hacer un homenaje al héroe de la Guerra de la Independencia de  los Estados Unidos de América.
¿Quién era Bernardo de Gálvez ?
Bernardo de Gálvez destacó en su apoyo a la lucha de las trece colonias británicas originales que se enfrentaron a Gran Bretaña A pesar de la envergadura, mérito y repercusión histórica de sus acciones, es prácticamente un desconocido para la opinión pública española y  estadounidense.
Héroe de la batalla de Pensacola 
Fue en esta acción de la toma de Pensacola donde Bernardo de Gálvez cobró mayor fama, al forzar con su bergantin “Galveztown” la entrada de la bahia y demostrando a los oficiales marinos de la expedición que aquello era posible. El jefe de la Escuadra española se había negado a dirigir sus barcos a la ciudad por lo peligroso de la misión. Fue entonces cuando Bernardo de Gálvez izó la bandera de almirante en su bergantín y entró solo en la bahía para dar ejemplo a los demás barcos. Tras lo cual toda la flota le siguió y comenzó a hostigar a los ingleses. Poco después la ciudad capituló y fueron hechos prisioneros el general Campbell y el almirante Chester.
El libro que descubre a los héroes ocultos de nuestra historia.

En este libro, el autor se embarca en la aventura de explicar una parte de nuestra historia haciendo ver al lector que nuestro pasado no se basa en continuos desastres, sino también en momentos de grandeza y heroicidad que nos hacen entender los más de 400 años del Imperio español. Un libro en el que héroes como Bernardo de Gálvez, Blas de Lezo, María Pita, Hernán Cortés y Francisco Pizarro, entre otros, dan vida a 36 relatos de historias positivas sobre las victorias que cosechó España en el mundo.

 

,

“Puigdemont y su cuadrilla me han ‘obligado’ a ampliar el libro de ‘Grandes traidores a España’”

Jesús Ángel Rojo (Madrid, 1974) ha presentado ‘Grandes traidores a España’ un libro que completa una exitosa trilogía que comenzó con ‘Cuando éramos invencibles’ y continuó con ‘Los invencibles de América’. Ahora, busca desenmascarar a quienes “quisieron destruir España pero son homenajeados y estudiados en las escuelas como si fueran grandes héroes”. El autor asegura que el nacionalismo catalán ya tenía un apartado en el libro antes de los últimos acontecimientos, pero que la reciente actualidad le obligó a retomar el trabajo para incluir como último ‘traidor’ a “Puigdemont y su cuadrilla del tres por ciento”.

Resúmanos qué podemos encontrar en ‘Grandes traidores a España’…

El libro pretende descubrir al lector que desgraciadamente en España los felones que quisieron destruirla son homenajeados y estudiados en las escuelas como si fueran grandes héroes. Hay una corriente que quiere blanquear y ensalzar la imagen de los que intentaron destruir nuestra patria, muchos de ellos reconocidos en calles y estatuas, mientras se oculta a nuestros héroes. Y debemos saber quién fue quién en la historia, porque quien conoce su historia es más libre y más difícil de manipular.

Habla en pasado al decir “intentaron”, ¿ya no lo intenta nadie?

Ahora más que nunca, recientemente se ha intentado dar un golpe de estado que no pretendía separar Cataluña de España sino destruir la nación española porque una vez que se hubiera segregado hubieran pedido la independencia como fichas de dominó otras Comunidades. Parar a los totalitarios es cuestión de supervivencia. O acabamos con ellos o ellos acabarán como nosotros.

¿Hay menciones al desafío soberanista catalán en su libro?

El último capítulo trata de ello y pone la guinda al penúltimo capítulo, donde sale Jordi Pujol, que es el verdadero padre del proceso, porque gracias a él las escuelas son centros de adoctrinamiento y los medios son centros de apología del odio. Y gracias a él cualquiera que rechazara el nacionalismo era considerado un enemigo de Cataluña. Todo esto también es consecuencia de la dejación de funciones de los Gobiernos de España en los últimos 40 años porque el Estado se ha retirado de Cataluña sin ofrecer resistencia dejando a los ciudadanos al poder de la ideología más casposa que es el nacionalismo.

Habrá quien le diga que el españolismo también es nacionalismo…

Hay una gran diferencia. El nacionalista es el que odia lo que hay alrededor y se cree superior mientras el patriotismo español defiende lo suyo sin defenestrar al contrario. Si ves las manifestaciones en Cataluña, los que defienden la unidad son manifestaciones lúdico-festivas, y las nacionalistas están provocadas por el odio al contrario, porque pretenden dominar al contrario con la intolerancia y la manipulación de la historia.

¿Tenía avanzado ya el libro antes de que explotara el ‘procés’?

Tenía el libro terminado, pero como el tema tenía tanta importancia, el último gran traidor, Puigdemont, y su cuadrilla del tres por ciento, me han ‘obligado’ a ampliarlo.

Comenta usted en el libro que muchos de nuestros traidores tienen estatuas en nuestras plazas…

Sí, si uno se da un paseo por Madrid veremos cómo hay placas que hacen homenajes a Bartolomé de las Casas, que acusó a los españoles de haber cometido el mayor genocidio de la historia por encima del nazi o veremos homenajes a personajes como Simón Bolívar que quiso exterminar a todos los españoles. También de San Martín, un agente al servicio de la Pérfida Albión que no sólo traicionó a España sino a los Hispanoamericanos. También podemos ver calles, como una en Getafe a Companys, que fue un asesino en serie, que mató a todos los religiosos que se encontraban en la Cataluña del año 36 y además presumía de ello, y lo más curioso es que ha habido movimientos separatistas que propusieron al Papa la beatificación de Companys. Estamos acostumbrados a blanquear a los traidores. Nos está pasando en las escuelas del País Vasco con la ETA, banda que mató a cientos de españoles y ahora parecen hermanitas de la caridad.

Ahora que el Ayuntamiento de Madrid plantea cambiar algunos nombres, podría plantearse también este asunto para variar otros…

Sí, sería una buena oportunidad para enmendar el error y dejar de reconocer a nuestros traidores porque en Madrid hay muchos ejemplos.

Con todos los ejemplos de su libro, ¿podría hacerse una ‘ruta de los traidores’ por Madrid con su libro bajo el brazo?

Sí, de hecho hemos realizado un documental por Madrid, en el que vamos a la estatua del Ángel Caído, vamos a la Iglesia de Nuestra Señora de Atocha, donde está enterrado Bartolomé de las Casas, al Parque del Oeste donde hay estatuas a Bolívar o Hidalgo, al callejón de la Almudena donde fue asesinado el secretario Escobar, y también a la calle Marqués de Cubas donde fue asesinado el general Prim por orden del general Serrano, terminando en la Puerta de Alcalá, donde empieza la calle Serrano, que traicionó a Isabel II, al general Prim -todos los indicios apuntan a Serrano en su asesinato- y al que se ponía por delante con tal de alcanzar el poder.

Por qué cree entonces que son homenajeados esos personajes, por falta de rigor de los políticos?

En España, después de la pérdida de colonias en 1898 se produce un movimiento regeneracionista que se busca las culpas que nos han llevado al desastre y se buscan las causas en el pasado. A lo largo del S.XX ese pensamiento coge dos vertientes fuertes. Por un lado los nacionalistas y por otro la ultraizquierda. Con el paso de los años se añade parte de la derecha que considera que nuestro pasado es triste y oscuro y hay que olvidar. Y con eso nos traicionamos, traicionamos a nuestros ancestros, y el ciudadano llega a desconocer quién es. Y cuando uno transmite que hemos sido dominados por el oscurantismo religioso el ciudadano no se siente orgulloso. Y para ocultar eso hay que ocultar a grandes héroes y ensalzar a los felones. Por eso esa contradicción que no ocurre en otros países.

Comprendo que se oculte a los héroes pero resulta extraño que los considerados ‘traidores’ sean reconocidos. Tendrán también algún mérito…

Para determinadas ideologías es importante ensalzar a los traidores porque tienen el mismo objetivo que ellos, destruir nuestra nación. Necesitan mediáticamente o educativamente meter ese pensamiento. Por ejemplo, en las escuelas catalanas se estudia a Pau Claris como un héroe que luchó contra Castilla cuando entregó el Principado de Cataluña a los franceses y por su felonía España perdió su supremacía a nivel mundial.

Bartolomé de las Casas, que acusó falsamente a los españoles de cometer el mayor genocidio, es considerado el apóstol de las Indias difamando a España en su momento histórico más importante. ¿Por qué ensalzarlo y no el descubrimiento y evangelización de América por los españoles?

Pero los nombres de las plazas y las calles de Madrid no han sido instaurados por nacionalistas… ¿Cree entonces que la ‘izquierda’ quiere destruir España?

No es cuestión de izquierdas o de derechas, es cuestión de conceptos. Las ideologías nos tienen enfrentados sin llegar a ningún objetivo. La estatua de Simón Bolívar se puso en la época de Franco. La estatua de Pau Claris es de 1909. Multitud de homenajes no son de la época actual. Es un concepto desde 1898 que nace de pensadores que pueden o no ser de izquierdas. Son Ortega y Gasset, Azaña, Joaquín Costa…que buscan la culpa de lo que está sucediendo en nuestro legado, regeneracionismo que luego será utilizado por nacionalistas.

Si Franco levantara la cabeza, ¿se enfadaría con usted por acusarle de ensalzar a un gran traidor a España?

Yo los libros los escribo para que la gente tenga la información suficiente y sea libre, no para tener el beneplácito de ningún político del presente y del pasado. No sé cuál fue su intención ni la del alcalde de Madrid, pero ponerse se puso.

Hay muchas menciones a traidores relacionados con la conquista de América, pero año tras año esa colonización es más repudiada tanto en América como en España. ¿A qué cree que se debe?

En el descubrimiento de América, el  hecho más importante de nuestra historia, ya ha sido mancillado por falsas acusaciones de un dominico como Bartolomé de las Casas que falsificó la historia, y provocó la mayor historia de desprestigio que sufrió un país. Las difamaciones fueron utilizadas por los libertadores. España nos roba, España nos esclaviza, España nos tortura… Eso mismo utilizaron los libertadores contra España. Las campañas siempre han tenido un fin y el fin es justificar las traiciones.

¿Pero, por qué ese sentimiento se ha reavivado en los últimos años suspendiendo el Columbus Day en ciudades de Estados Unidos o con políticos españoles promoviendo campañas en twitter como el ‘nada que celebrar’?

En la actualidad hay una lucha entra la civilización hispana y la anglosajona. Estados Unidos el más poderosos del mundo va a estar en 50 años colonizado por hispanos. Y las Universidades pretenden mantener el dominio de la civilización anglosajona sobre la hispana, quieren que los hispanos tengan un rechazo brutal a su historia. Si tienes un rechazo brutal a tu pasado no te vas a sentir identificado y te vas a adoptar. Por otro lado está el totalitario comunista, que quiere denostar el pasado para crear un nuevo mundo. Todo el pasado es malo y lo bueno es el futuro, crear un nuevo mundo. Y el enemigo común en Hispanoamérica son sus raíces. Para que la gente piense que no tenemos medicinas ni qué comer se intenta culpar al pasado español. Desgraciadamente ningún político al otro lado del Atlántico ni en España hace nada para combatirlo. Y en España pasa más o menos lo mismo…

¿Cómo se puede llegar a que alguien sea asesinado en su país por llevar unos tirantes con los colores de su bandera?

Siempre se ha dicho que hay dos Españas y es mentira. Sólo hay una, que en su mayoría está compuesta por gente de buena fe que sólo quiere tener una vida tranquila y luego hay una serie de energúmenos que han nacido en España y quieren destruirla. Están provocando una violencia brutal porque es el único país del mundo en el que por llevar los colores nacionales te atacan y te matan o en el que algunas de sus escuelas no se puede estudiar su idioma oficial. Son culpables los que lo hacen y los que no reaccionan con contundencia para evitarlo.

¿Cómo se reacciona con contundencia?

Aplicando la ley tanto para unos como para otros. Cuando hay un asesinato como el de Víctor Laínez, que salgan todos los partidos políticos a condenarlo. Si saliera un personaje asesinado por llevar una estelada lo veríamos en todos los medios día y noche en vez de estar ocultado.

¿Todavía no nos hemos recuperado de la guerra civil?

Sí nos hemos recuperado, lo que pasa es que hay unos que quieren volver a que haya otra.

¿Quiénes?

A buen entendedor, pocas palabras bastan.

¿Usted se ha sentido amenazado en alguna ocasión por sus libros?

Sí, por ‘Los invencibles de América’ recibí amenazas de muerte de los indigenistas mexicanos. Pero siempre pasa lo mismo, los resentidos sociales no quieren saber nunca la verdad porque la única verdad es su sentimiento totalitario

Hágame una selección de los grandes traidores históricos a España.

Hay tres momentos muy importantes. Don Julián y los witizanos, cuando abren las puertas de España a las hordas de Mahoma. Cuidado, que la gente confunde Al Andalus con lo que era España, porque Al Andalus es un concepto diferente y aquí estamos hablando de España. Y España estuvo a punto de desaparecer el concepto jurídico y religioso, por eso los reyes de la reconquista tenían que recuperar el territorio perdido.

Pau Claris, cuando en la guerra de los 30 años se entrega a los franceses como un vulgar cipayo provocando la ruptura de la unión ibérica, porque a continuación Portugal con la ayuda de Reino Unido proclamó su independencia, Andalucía estuvo a punto…

Y luego, con Carlos IV, Fernando VII y Napoleón. Carlos IV es uno de los grandes culpables de que el imperio español se diluyera como un azucarillo al poner España en manos de Napoleón, que desangró España. Como consecuencia de ello llegó Fernando VII cuyas políticas terminaron de llevarnos al desastre.

Más recientes, los 40 años de adoctrinamiento con Jordi Pujol y el golpe de Estado de Puigdemont y su cuadrilla y la actuación tibia de los Gobiernos de España, porque en otros tiempos nos enfrentábamos a Napoleón, el hombre más poderoso del mundo, ahora  a una pandilla de políticos corruptos.

Pero tiene que repartir las medallas de oro, plata y bronce…

El oro para don Julián y los witizanos, la plata para Bartolomé de las Casas, y el bronce compartido por Simón Bolívar y San Martín.

¿Qué personajes de la historia reciente cree que también saldrían en la foto?

Sabino Arana, padre del racismo vasco, el PNV partido traidor por naturaleza, Bernardino Tomás, que proclamó la independencia de Asturias y León, Companys, Antonete, quien quiso que Cartagena se anexionara a Estados Unidos…

Cuéntenos los detalles de la pintura exclusiva de Pérez-Dalmau en la portada de su libro…

Es íntimo amigo mío y el mejor pintor de batallas del mundo y seguramente la historia le compare con Goya o Velázquez. Siempre ha colaborado conmigo pero en esta ocasión quería hacer una portada exclusiva con ‘La traición de Villafáfila’, que representa cuando Fernando el Católico, abandonado por los nobles castellanos, tiene que abandonar el reino de Castilla y dejarlo en manos de Felipe el Hermoso. Si no hubiera muerto a los dos meses hubiera sido una involución porque la hubiera troceado dando mercedes a los nobles flamencos. Es la primera vez que pinta a un Rey y es la primera vez que pinta en exclusiva para un libro. En el interior hay 30 obras más suyas.

Tras el éxito de sus dos primeras obras y la publicación de la tercera, ¿trabaja ya en una cuarta?

Con la tercera hemos sacado en 10 días la segunda edición. Hemos homenajeado a los héroes y a los conquistadores y con la esta última hemos descubierto a los traidores. Ahora toca estudiar distintas opciones que me han propuesto, pero no hay nada decidido.

“Los Invencibles de América”, de Jesús Ángel Rojo, llega al Top Ten de libros de no ficción más vendidos en El Corte Inglés

En tan sólo catorce días, la nueva obra del escritor madrileño ha logrado situarse entre los libros más leídos

“Los Invencibles de América” (Ediciones Gran Capitán) no ha podido tener un estreno más fulgurante. El libro escrito por Jesús Ángel Rojo se ha situado en tan sólo catorce días en el Top Ten de los libros de no ficción más leídos de El Corte Inglés. Un dato que viene a ratificar el enorme poder de atracción que ejerce este ensayo histórico entre los lectores. Y es que reclamos no le faltan al libro escrito por Jesús Ángel Rojo y que se presentó a lo grande el pasado 31 de mayo en el Casino Madrid. Desde su prólogo, obra de Su Alteza Real Don Luis de Borbón Martínez Bordiú, miembro de uno de los linajes más trascendentales de la historia de España; pasando por el epílogo, que corre a cargo de Don Juan José Marcilla de Teruel-Moctezuma y Valcarcel, descendiente del Emperador Moctezuma (VI Duque de Moctezuma de Tultengo, Grande de España, XVII Generación de Moctezuma). Además, “Los Invencibles de América” contienen las pinturas de Don Augusto Ferrer-Dalmau, Comendador de la Orden del Mérito Civil y al mismo tiempo, el mejor pintor de batallas del mundo. Sus realistas ilustraciones desempeñan un papel esencial en el libro de Jesús Ángel Rojo pues transportan al lector a otros mundos.

Por otro lado, ejerce una gran atracción entre los lectores, su temática, arriesgada y sincera a partes iguales. Jesús Ángel Rojo trata de reivindicar el prestigio y la memoria de los conquistadores españoles, unos héroes que se embarcaron en la aventura más apasionante de la historia de la Humanidad: el Descubrimiento del Nuevo Mundo. En “Los Invencibles de América”, el escritor madrileño desmitifica con precisos datos, la infundada teoría que sostiene que en el Día de la Hispanidad se cometió un genocidio, asunto que ha calado en un importante y ruidoso sector de la población española. En resumen, el libro de Jesús Ángel Rojo ya ha entrado en el Top Ten de El Corte Inglés y parece que por mucho tiempo…

, ,

Entrevista a Jesús A. Rojo en ABC «Hernán Cortés liberó a las tribus mexicanas de la tiranía del Imperio azteca»

El escritor madrileño presenta su libro «Los Invencibles de América», con pinturas de Augusto Ferrer-Dalmau, prólogo de Luis Alfonso de Borbón y Martínez-Bordiú y epílogo del descendiente primogénito del emperador Moctezuma.

Es el relato de un continente hostil, de unos barbudos fieros y astutos, de la luz sobre Europa, del mayor mestizaje de la historia y, por desgracia, también de una leyenda inventada para esconder lo que realmente ocurrió. Jesús Ángel Rojo Pinilla, autor de «Cuando éramos invencibles» (el Gran Capitán ediciones, 2015), publica su segundo libro de historia trasladando en esta ocasión a sus invencibles a América. «Los Invencibles de América» nace para combatir la leyenda negra que ha transformado el nacimiento de Iberoamérica y su riqueza cultural en un cuento de terror a la medida de los intereses anglosajones. «Cuando los españoles estuvieron en América algunos lugares vivieron el momento de paz y de bonanza económica más grandes de su historia», recuerda Jesús Ángel Rojo.

–Insiste usted en que tu libro, para bien o para mal, no va a dejar a nadie indiferente. Por el momento ha recibido una buena respuesta de la embajada de Perú.

–El embajador de Perú es una persona muy interesada en la figura de Francisco de Pizarro. La embajada de México parecía entusiasmada también al principio, pero luego le surgieron una serie de compromisos al conocer el contenido del libro, sobre todo porque hay una crítica muy fuerte al olvido de Hernán Cortés. Uno de los personajes más importantes de la historia universal está enterrado casi de forma clandestina y en los años 80 los indígenas asaltaron la iglesia para destrozar su tumba. Es una pena que ni España ni México hayan hecho un homenaje a Cortés.

Portada del libro «Los Invencibles de América»
Portada del libro «Los Invencibles de América»

–¿Por qué México debe mejorar su opinión sobre Cortés?

–Hernán Cortés es el padre de México, se quiera o no, y el país actual no se puede entender sin él. Él amó profundamente México y liberó a todos los pueblos sometidos por la tiranía y la brutalidad de los aztecas. Nada más conquistar un pueblo, los aztecas esclavizaban a hombres y mujeres de forma extrema. Cuando los españoles empezaron a vencer y mostraron que no iban esclavizando a su paso, las tribus mejicanas (mexicas) se unieran a su lucha. No reconocer eso es un insulto a la memoria de todos y a Cortés.

–El que no ha faltado a la cita, e incluso escribe el epílogo, es el descendiente directo de Moctezuma, Juan J. Marcilla de Teruel-Moctezuma. ¿No le guarda rencor a España?

–A la muerte de Moctezuma, la leyenda negra nos ha contado que toda su familia fue exterminada. Esto es falso. Cortés cuidó a sus descendientes e incluso tuvo un hijo con una de sus hijas. Además, la Corona les dio pensiones vitalicias a varios caudillos aztecas y, en general, veló por los vencidos y los introdujo en la nobleza española. El testamento de Isabel «La Católica» y las Leyes de Burgos de 1512, que es el primer instrumento legal para proteger a los indígenas de un pueblo conquistado, demuestran la preocupación española por los vencidos. España quería que esos indígenas formaran parte de las nuevas sociedades, a diferencia de los anglosajones.

«Lo que ocurre es que la historiografía mundial no puede soportar que la mayor hazaña de la humanidad fuera realizada por españoles»

–La imagen de los conquistadores hasta hoy es la de hombres codiciosos, crueles y traicioneros, ¿el libro «Los Invencibles de América» combate esta imagen?

–Los conquistadores españoles no emplearon más violencia que la que se desplegaba en esa Europa; ni más de la que acostumbraban las distintas tribus de América. Lo que ocurre es que la historiografía mundial no puede soportar que la mayor hazaña de la humanidad fuera realizada por españoles y ha distorsionado su imagen. En tanto, ponen la lupa sobre todo lo que hicieron mal para crear una imagen totalmente oscura. Los conquistadores puede que tuvieran puntos negros, pero su hazaña es inigualable.

López de Cárdenas se asoma al enorme tajo (el Cañón del Colorado)
López de Cárdenas se asoma al enorme tajo (el Cañón del Colorado)– Augusto Ferrer-Dalmau

–Remarca usted que el Descubrimiento y Conquista de América es el hecho más importante de la historia universal, ¿por qué?

–España sacó con este hecho a Europa de sus tinieblas y la convirtió de nuevo en la potencia mundial, puesto que hasta entonces el Imperio otomano llevaba la voz protagonista. Con el Descubrimiento y Conquista de América se produce la mayor unión de razas y culturas jamás vista. Y no solo sacamos a Europa de la oscuridad, sino que América pasó de la Edad de Piedra a evolucionar en 50 años hasta la Edad Moderna. Eso no ha sucedido en ningún lugar del mundo, y no hay ninguna experiencia de mestizaje de esas dimensiones. No olvidemos que España tiene el honor de haber fundado más de 1.000 ciudades. Muchas de ellas son patrimonio de la humanidad.

–Las Leyes de Burgos, que insistían en que los indígenas no podían ser explotados, fueron precursoras dentro del derecho internacional: ¿Cómo alcanzó España una legislación tan vanguardiasta?

–Las Leyes de Burgos es el primer texto legal que protege a los indígenas de un país conquistado y prohíbe expresamente la esclavización. Esto ocurre 300 años antes de la Revolución francesa o la Guerra de Independencia de EE.UU. Leyes tan progresistas que incluso otorgaban a las mujeres tres años de derecho de maternidad para cuidar a sus hijos. Los españoles se adelantaron en materia de derechos humanos al resto de países y consideraron casi desde el principio a los indios como súbditos y no como esclavos. En este sentido, es verdad que existieron las encomiendas, aunque tienen más que ver con las servidumbres medievales que con la esclavitud. En Europa se vivía todavía en regímenes de servidumbre en muchos lugares, y nadie los consideraba a ellos esclavos.

–Su libro es crítico con la cultura anglosajona y su forma de solapar episodios protagonizados previamente por españolas.

–Los anglosajones, en definitiva, no buscaban crear una sociedad nueva como los españoles, simplemente trasladaron e impusieron su sociedad a América. Los puritanos eran religiosos radicales que usaban la Biblia a su antojo. El indio no era un ser humano para ellos. Esa diferencia entre unos y otros es lo que la historiografía anglosajona ha querido ocultar, para hacer olvidar que donde han estado han exterminado a todas las razas aborígenes. Su forma de explotar a sus pueblos es parasitaria; sus colonias son factorías.

España no dejó expoliado el continente, que sigue siendo el lugar con más recursos naturales del mundo.

–Ciertos sectores políticos están repitiendo mucho la idea del genocidio en fechas recientes.

–Dan argumentos casi infantiles: hubo un genocidio, los españoles mataron a los indios, violaron a las mujeres y se llevaron el oro. No obstante, lo primero que invalida la teoría del genocidio es que hasta avanzado el siglo XVI los españoles eran muy escasos, es decir, estaban en una inferioridad numérica que no daba lugar a una acción así. Por otro lado, su afán de mestizaje es evidente casi desde el principio, porque daban su apellido a los hijos nacidos de relaciones entre razas.

En materia económica, España no dejó expoliado el continente, que sigue siendo el lugar con más recursos naturales del mundo. Cuando los españoles estuvieron en América algunos lugares vivieron el momento de paz y de bonanza económica más grandes de su historia. Hispanoamérica era la zona más rica del mundo y la separación de España provocó una involución de 100 años.

–El genocidio parece una idea también extendida en la opinión pública española e iberoamericana.

—Aquí en España la conquista ni siquiera se cuenta en los colegios y cuando se hace se pide perdón por los actos cometidos. Hay que enseñar en ambos lados del charco el contexto y la historia sin complejos. Lo que no se puede hacer es manipular con intereses políticos y populistas esa historia con el fin de que esos pueblos hermanos se queden huérfanos de su pasado. Un pueblo huérfano y que desprecia su historia es un pueblo sin futuro. Esta manipulación solo beneficia a unos pocos políticos y no beneficia a la gran sociedad hispanoamericana.

–Lo que tampoco se puede ocultar es que la colonización de América fue resultado de una conquista militar, ¿cómo lograron los españoles superar su inferioridad numérica?

–Nos han contado el mito de que los españoles tenían una superioridad tecnológica tan enorme que parece que iban con naves espaciales y metralletas de repetición. Eso es falso. Estaba la superioridad que daba el caballo, el acero y los perros de la guerra, pero la victoria se consiguió por hombres de una gran valentía y una inteligencia increíble. Las personas que les acompañaban venían de luchar en los tercios en Europa y eso les hacía los mejores soldados del mundo. Los indígenas, por el contrario, lo que tenían de su lado era la superioridad numérica, un clima hostil a los españoles, grandes cordilleras, guerra civiles entre hispanos y enfermedades autóctonas. Para superar todas estas dificultades, España hubo de concebir en pocos años un número de héroes que algunos países jamás podrán reunir en toda su historia.

«Hay historiadores pro indigenistas que hablan de que el pueblo azteca estaba al borde del colapso al ritmo de sacrificios que llevaban»

–Cree que su libro logrará hacer cambiar de opinión a quienes siguen creyendo al detalle la leyenda negra.

–Lo importante es dar a conocer esta historia y dar argumentos para combatir la leyenda. Convencerlos ya es más difícil. Vamos primero a enseñar la historia de los conquistadores y acabar con el mito de que los indios que vivían allí eran hermanitas de la caridad. Sin ir más lejos, hay historiadores indigenistas que hablan de que el pueblo azteca estaba al borde del colapso al ritmo de sacrificios que llevaban.

–Los críticos con la conquista pueden remitirse a los datos de muertes de indígenas que siguió a la llegada de los españoles, ¿cómo se argumenta contra eso?

–La culpa originalmente es de Bartolomé de las Casas, que escribió un libro que no contaba con datos fiables y sirvió a los enemigos de España para crear la leyenda negra. Por ejemplo, decía que en la Española había 30.000 ríos y vivián 3 millones de personas o que Alonso de Ojeda con 12 españoles mató a 10.000 indios. Ha pasado la historia como un protector de los derechos humanos, pero yo creo que fue un activista político que solo pretendía adquirir ciertas cotas de poder y llamar la atención del Emperador Carlos. Por eso exageró los datos. En cualquier caso la gran mayoría de muertes entre indígenas se produjo por el choque microbiano.

 

Cuando Éramos Invencibles presenta una Edición Limitada que incluye pintura para enmarcar de Augusto Ferrer-Dalmau.

En sólo 5 meses Cuando Éramos Invencibles se ha convertido en un Best Sellet en 2015.
En tan sólo cinco meses, Cuando Éramos Invencibles se ha convertido en un auténtico  Best-Seller en 2015.Tras sus exitosas presentaciones por Madrid, Santander,Miami, Albacete y Barcelona  el público ha respondido y se ha hecho con todos los ejemplares de la primera,segunda y tercera edición, por lo que la editorial Gran Capitán ha sacado a la venta una cuarta edición para poder atender a la demanda del público español.
La Edición Especial y limitada de Cuando Éramos Invencibles.
El autor Jesús A.Rojo ha preparado una sorpresa muy especial para todos sus lectores. Con la colaboración del mejor pintor de batalla Augusto Ferrer-Dalmau cuyo prólogo y pinturas forman parte del libro, han preparado una edición en exclusiva para coleccionistas que incorpora un dibujo de Bernardo de Gálvez en la batalla de Pensacola para enmarcar. Como ha destaco el gran pintor : “Es una Edición Especial extraordinaria ya que este dibujo es único para los amantes de la pintura militar”.
Según la editorial El Gran Capitán, será una edición limitada y tendrá un valor extraordinario para los coleccionistas ya que sólo se podrá conseguir el dibujo mediante la compra del libro. De esta forma la editorial y Augusto Ferrer-Dalmau quieren hacer un homenaje al héroe de la Guerra de la Independencia de  los Estados Unidos de América.
¿Quién era Bernardo de Gálvez ?
Bernardo de Gálvez destacó en su apoyo a la lucha de las trece colonias británicas originales que se enfrentaron a Gran Bretaña A pesar de la envergadura, mérito y repercusión histórica de sus acciones, es prácticamente un desconocido para la opinión pública española y  estadounidense.
Héroe de la batalla de Pensacola 
Fue en esta acción de la toma de Pensacola donde Bernardo de Gálvez cobró mayor fama, al forzar con su bergantin “Galveztown” la entrada de la bahia y demostrando a los oficiales marinos de la expedición que aquello era posible. El jefe de la Escuadra española se había negado a dirigir sus barcos a la ciudad por lo peligroso de la misión. Fue entonces cuando Bernardo de Gálvez izó la bandera de almirante en su bergantín y entró solo en la bahía para dar ejemplo a los demás barcos. Tras lo cual toda la flota le siguió y comenzó a hostigar a los ingleses. Poco después la ciudad capituló y fueron hechos prisioneros el general Campbell y el almirante Chester.
El libro que descubre a los héroes ocultos de nuestra historia.

En este libro, el autor se embarca en la aventura de explicar una parte de nuestra historia haciendo ver al lector que nuestro pasado no se basa en continuos desastres, sino también en momentos de grandeza y heroicidad que nos hacen entender los más de 400 años del Imperio español. Un libro en el que héroes como Bernardo de Gálvez, Blas de Lezo, María Pita, Hernán Cortés y Francisco Pizarro, entre otros, dan vida a 36 relatos de historias positivas sobre las victorias que cosechó España en el mundo.

 

,

‘Cuando Éramos Invencibles’ se presentará en la Casa del Libro de Madrid.

El próximo 6 de octubre a las 19:00 en la Casa del Libro situada en el número 119 de la calle Fuencarral de Madrid.

Cuando Éramos Invencibles’ el libro que recuerda a los héroes olvidados de nuestra historia se consolida ya como uno de los mayores éxitos literarios de este año. Tras ser reconocido por la Casa del Libro como el tercer libro de no ficción más leído, el próximo 6 de octubre a las 19:00 será presentado de nuevo en Madrid ante la gran demanda del público madrileño, en esta ocasión será en la Casa del Libro situada en el número 119 de la calle Fuencarral.

Edición Especial

La obra histórica del escritor del madrileño Jesús Angel Rojo, ha tenido una enorme acogida, muestra de ellos es que en menos de tres meses tiene agotada su 3ª edición. La editora del libro El Gran Capitán Ediciones prepara ya su 4ª edición junto a una Edición Especial que incorpora en exclusiva una pintura para enmarcar de Augusto Ferrer Dalmau sobre Bernardo de Gálvez en la batalla de Pensacola.

El autor pretende descubrir al lector una Historia de España sin complejos, directa, que trata de contrarrestar a la falsa Leyenda Negra que ha negado injustamente quienes hemos sido y somos. Un país como el nuestro lleno de héroes olvidados, necesita mostrar a nuestra gente un pasado glorioso como fue el español. Evocar nuestro pasado es recordar a todos aquellos hombres y mujeres que se sacrificaron y dieron su vida por lo que somos ahora,un país puntero, de una cultura milenaria dentro de la gran cultura de Occidente, concluye el autor.

El libro que descubre a los héroes olvidados de nuestra historia pretender romper los mitos de la invencibilidad británica, descubriendo sus grandes fracasos frente a la Real Armada para que  el español de hoy “tenga orgullo por sus raíces” y por sus antepasados. A través de 36 relatos históricos, que abordan desde la batalla de las Navas de Tolosa hasta la Conquista del indómito Oeste, Jesús A.Rojo se embarca en la aventura de narrar los principales hechos heroicos ocurridos durante los 400 años del Imperio español.

Otras presentaciones del libro

Jesús Ángel Rojo presentó su obra antes del verano en Santander y el pasado 28 de agosto al público americano en Miami. Tras su puesta de largo en el Casino de Madrid. Posteriormente, el 12 de octubre a las 19:00 en la Casa de Madrid en Barcelona, donde leerá un manifiesto en Defensa de la Hispanidad. Por último, el próximo 24 de octubre presentará su obra en el Ateneo de Albacete a las 12:00, en un acto organizado por la Asociación Aspa.

,

Nombran a Jesús Ángel Rojo académico de la Academia de la Diplomacia

El acto de entrega de las actas que acreditan a los nuevos académicos tendrá lugar mañana en el hotel Jerez & Spa

El autor del libro ‘Cuando Éramos Invencibles‘, Jesús Ángel Rojo será nombrado mañana académico de la Academia de la Diplomacia. El acto de entrega de las actas que acreditan a los nuevos académicos tendrá lugar en el hotel Jerez & Spa (Avenida Alcalde Álvaro Domecq, 35) y a él asistirá la presidenta de la entidad, Sofía de Borbón Mateos y el secretario general, Santiago Velo de Antelo.

Apenas 20 días le han hecho falta a Jesús Ángel para agotar la primera edición de su primera novela histórica ‘Cuando Éramos Invencibles’. Tras su exitosa presentación, el público ha respondido y se ha hecho con todos los ejemplares. El libro es una recopilación de artículos sobre batallas donde los españoles siempre han salido victoriosos. El prólogo y pinturas son obra de Augusto Ferrer-Dalmau, pintor de batallas, que también ilustra gran parte del libro. El epílogo corre a cargo del Marqués de Ovieco y Valdegema, descendiente primogénito de Blas de Lezo.

Sobre la Academia de la Diplomacia

La Academia de la Diplomacia, las Relaciones Internacionales y el Protocolo empezó a funcionar formalmente tras una década de trabajo de varios embajadores de España. Forman parte de la Academia diplomáticos y todas aquellas personas relacionadas con el mundo de la diplomacia como periodistas. militares, empresarios o artistas. La Academia cuenta con Académicos de Número, Académicos de Mérito y Académicos de Honor, además de con el Consejo Asesor Académico, formado por sólo 40 sillas que ostentan nombres de ilustres diplomáticos.

ABC – «Cuando éramos invencibles», 36 hazañas para entender lo que fue el Imperio español

El periodista Jesús Ángel Rojo Pinilla publica un completo libro sobre los principales relatos heroicos del pasado de España.

«La lectura y difusión de libros así harían que el nacionalismo tuviera los días contados», opina el pintor catalán Ferrer-Dalmau, quien se encarga de ilustrar la obra y firmar su prólogo

«Cuando éramos invencibles», 36 hazañas para entender lo que fue el Imperio español

Agusto Ferrer-Dalmau
Pintura del Regimiento Asturias durante una carga

El Imperio español no desapareció en el Desastre de 1898, al menos no su legado. El director y fundador del periódico madrileño «El Distrito», Jesús Ángel Rojo Pinilla, presentó el pasado martes el libro «Cuando éramos invencibles» en el Casino de Madrid. Un repaso a los episodios más increíbles acontecidos entre los más de 400 años del Imperio español. Acompañando los textos del periodista, el pintor Augusto Ferrer-Dalmau se encarga de ilustrar gran parte del libro con algunos de sus cuadros más conocidos, como el Milagro de Empel o la carga del Regimiento de Asturias. «Una persona que conoce su pasado y está orgulloso de él, como debe estarlo la gente del nuestro, se convierte en alguien menos vulnerables a los ataques y a las manipulaciones», afirmó Jesús Ángel Rojo durante un acto donde hubo espacio para analizar las raíces de la irrespetuosa pitada al himno en la final de la Copa del Rey de fútbol

A través de 36 relatos de historia, que abordan desde la batalla de las Navas de Tolosa hasta la Conquista del indómito Oeste de Norteamérica, Jesús Ángel Rojo se embarca en la aventura de narrar los principales hechos heroicos ocurridos durante los 400 años de existencia del Imperio español. Bernardo de Gálvez, Blas de Lezo, María Pita, Hernán Cortés o Francisco Pizarro, entre otros, protagonizan estos episodios que han quedado relegados de los libros escolares. «Buscamos poner de manifiesto episodios que se ocultan o minimizan en una obra escrita desde el punto de vista de un periodista, lo cual añade el aliciente de hacerla más accesible y amena», afirmó Gerardo Hernández, editor de «Cuando éramos invencibles».

«Cuando éramos invencibles», 36 hazañas para entender lo que fue el Imperio español

ElDISTRITO.ES
Presentación del libro «Cuando éramos invencibles» en el Casino de Madrid

Así, el libro nace con la pretensión de revertir la imagen negativa que se tiene en nuestro país sobre el Imperio español y su herencia, donde solo las derrotas son conocidas en profundidad. En este sentido, el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, también presente en el acto, tiró de actualidad para reseñar que Argentina, Venezuela y la propia España sean los lugares donde hay peor imagen de España y su historia. «En Francia, cuna de los republicanos, los Reyes de España están recibiendo innumerables muestras de respeto en la visita de esta semana; mientras tanto, el pasado sábado 90.000 energúmenos chillaban y silbaban cuando tocaban el himno nacional en la final de la Copa del Rey. Es un problema de desconocimiento sobre nuestra historia y de educación», concluyó Espinosa de los Monteros, quien ve el origen del problema en las carencias en conocimientos de Historia de muchos escolares españoles.

«Me entristece que los marines y otros soldados extranjeros a los que he acompañado en misiones sepan más de nuestra historia que nosotros mismos», sintetizó el pintor Ferrer-Dalmou, quien además de las ilustraciones se encarga de firmar el prólogo del libro. Sobre lo ocurrido el sábado, el pintor catalán mostró su vergüenza por la actitud de una minoría que no leen y «no representan al pueblo catalán, que es un pueblo muy respetuosa».

En su opinión, la lectura y difusión de «Cuando éramos invencibles» y otros libros similares haría que «el nacionalismo tuviera los días contados».

«Cuando éramos invencibles», 36 hazañas para entender lo que fue el Imperio español

ELDISTRITO.ES
El periodista Jesús Ángel Rojo Pinilla y el pintor Ferrer-Dalmou

Como no podía ser de otra forma, el libro editado por El Gran Capitán Ediciones reserva un importante espacio a la hazaña del marinero guipuzcoano Blas de Lezo, cuya defensa de Cartagena de Indias cambió el devenir de los acontecimientos. «Blas de Lezo representa para los colombianos un campeón de la Hispanidad. Fue un mutilado físico, pero un gigante mentalmente, que se enfrentó a fuerzas muy superiores para preservar la cultura hispánica en lo que hoy es Colombia», defendió Fernando Carrillo Flórez, embajador de Colombia en España. Asimismo, el Marqués de Ovieco y Valdegema, descendiente primogénito del marino vasco y autor del epílogo del libro, aprovechó la ocasión para reclamar a las autoridades colombianas un nuevo esfuerzo para encontrar los restos de un hombre que «murió solo, lejos de su familia y amigos, y sin apenas aliados». Encontrar su tumba sería el reconocimiento más elemental.

Jesús A. Rojo: «España es el único país del mundo donde se recuerdan más los fracasos»

 

Europapress – El embajador colombiano asegura que se están buscando los restos de Blas de Lezo

El embajador colombiano asegura que se están buscando los restos de Blas de Lezo

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) – El embajador colombiano en España, Fernando Carrillo, ha asegurado que se están buscando los restos del héroe militar español Blas de Lezo y que cuando sepan el lugar exacto donde fue enterrado “no escatimarán esfuerzos en encontrarlo”. Así lo anunció anoche en el Casino de Madrid durante la presentación del libro ‘Cuando éramos invencibles’, escrito por Jesús A. Rojo, tras la petición realizada allí mismo por el marqués de Ovieco y Valdegema, des …

Leer mas: http://www.europapress.es/madrid/noticia-embajador-colombiano-asegura-estan-buscando-restos-blas-lezo-20150603193207.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.